De la preparación para el Triatlón de Guadalajara

Han sido en total 5.813 kilómetros.

5.813 kilómetros desglosados en 69,6 kilómetros de natación, 4.609 kilómetros de bicicleta 1.135 kilómetros de carrera a pie.

5.813 kilómetros  para preparar el Triatlón de Guadalajara. No son ni muchos ni pocos, son los que he podido/querido.

¿Podría haber sacado alguno más? Seguro

¿Podría haber sacado alguno menos? Seguro también.

Pero creo que esos 5.813 kilómetros son los justos para sentirme bien conmigo mismo, no tener remordimientos de conciencia de haber hecho mucho o poco tiempo. Y son también los jutos, para que un triatleta de 52 años y  bajo nivel como yo, sea capaz de terminar con ciertas garantías la prueba.

O al menos espero espero, puesto que garantía nunca se tiene porque son cosas de las lavadoras y no de las personas.

En cualquier momento una simple indisposición, un pinchazo, un ataque de alergia (maldita alergia), un golpe de calor o una microrrotura muscular, pueden dar al traste con el trabajo realizado en esos 5.813 kilómetros.

5.813 kilómetros que  han sido a veces relajados y también sufridos, pero  casi todos en compañía.

Triatlón de Pareja
Triatlón de Guadalajara

Cuando no ha sido mi hermano, han sido los lechuzos o el resto de compañeros del Club Triatlón Guadalajara.

Compañía que aprovecho para agradecer, así como las risas, chistes y chascarrillos que nos hemos echado a veces nadando (las menos), otras en bici y otras corriendo. Como también agradezco a mi familia el aguantar mis ausencias y el  trabajo del equipo técnico, el de los fisios (Celia) y a todo el Club Triatlón Guadalajara por su empeño y buen hacer en organizar este Triatlón, que por si alguno no lo recuerda es el más antiguo de España.

Escribo esto el 31 de mayo, día de antes del Triatlón con la mente puesta en el que será mi tercera participación en el Triatlón Ciudad de Guadalajara, que este año es Copa de España de Triatlón.

Y lo escribo desde el respeto a una prueba como esta y  pensando en que mañana a las 14:04 me echaré al agua del Azud de Pareja con el afán de nadar durante unos dos kilómetros. Después penaré quitándome el neopreno (como casi siempre) y cogeré la bici para hacer 90

Kms, saliendo desde el mencionado Azud, para subir al Berral por Budia, pasar Fuentelencina, Moratilla de los Meleros, La Vega, Pinilla, Lupiana y Guadalajara.

Rematando con una media maratón por las calles de Guadalajara. Cuatro vueltas a un circuito que sube la Calle Mayor desde el Infantado, que baja cuatro veces desde Santo Domingo hasta un pelín más arriba de Bejanque. Para subir desde allí también cuatro veces hasta más arriba de la ermita de San Roque y que también pasa  por la Carrera otras cuatro veces.

Es posible que si estás leyendo esto, digas ¿qué necesidad hay? Es más, yo también hay veces que lo digo. Pero luego termino con la misma pregunta ¿y por qué no?

Pues eso ¿por qué no? Espero contarte la semana que viene como me fue el asunto. Si estaba fría el agua, si pené en la bici, lo que comí, si gané o no alguna de las hamburguesas apostadas etc.

Que la fuerza te acompañe.