De la robotización del sexo

Dice un amigo mío que la tecnología ha hecho mucho daño y que elimina muchos puestos de trabajo, no sé si está o no en lo cierto, pero si se, que cuando le digo que me ponga un ejemplo suelta una risotada y me cuenta siempre lo mismo.

  • Mira el WhatsApp, el daño que ha hecho en el mundo de la limpieza de los coches.

La primera vez que lo oí me quedé un poco pillado, pero verás como no está desencaminado.

  • Yo antes llegaba a un semáforo, como no había WhatsApp, miraba a un lado, miraba a otro y sin darme ni cuenta, me dedicaba a capturar con la uña del dedo meñique, ese moquillo rebelde que se esconde entre los pelillos de la nariz. El gesto triunfante, una vez había sido capturado, solo era comparable al que debía de tener un cazador de la prehistoria, cuando cazaba un mamut.
  • Anda que no eres cochino.
  • 🤣No quedaba más que proceder a su oportuno amasado y a deshacerse del cadáver bien por la ventanilla, teniendo en cuenta que no hubiera algún viandante víctima de nuestra puntería o bien entre la tapicería del suelo.
  • Madre mía – le contestaba entre risas.
  • Ahora bien, si el asunto venía caldoso, se restregaba en el lateral del asiento y a proceder con el oportuno barrenado, hasta el semáforo se pusiera en verde.
  • Claro claro, el caso es no parar.

    robotización del sexo
    robotización del sexo
  • 🤣Jejejej y tapar agujeros jejejejej- decía guiñándome un ojo- pero ahora me detengo en el semáforo, cojo el móvil y zas a reírme con la octava repetición del último meme que me han enviado con el corner del cuarto gol del Liverpool.
  • Paco si es que la gente tiene poca imaginación.
  • Quien tiene poca imaginación es el Barça que siempre tropieza en la misma piedra jajaj ajjaja- contestaba mi amigo entre carcajadas.

Dejando el fútbol aparte, que no soy yo de hacer sangre de la desgracia ajena. Nunca se me ocurriría reírme cuando  mi Real Madrid está ya eliminado, uy casi se me escapa una carcajada al pensar en que también lo están  el Barça, el Atlético y el equipo de Cristiano Ronaldo.

Como decía dejando esas dolorosas y lamentables (no todas) eliminaciones al margen, – hay que reconocer que razón no le falta ,aunque igual que estropean algunas tradiciones como la mencionada –no me digas que no te has sacado nunca un moco en un semáforo, porque no me lo creo- crean nuevas y llegan a sitios realmente insospechados.

Un ejemplo, este tiempo atrás estuvimos de aventura deportiva por Asturias (Campeonato de España de Duatlón en Avilés) y a la vuelta paramos en una aldeíta de apenas 20 habitantes. Pues cuál sería mi sorpresa que al hablar con un paisano de allí que rondaba los sesenta, nos hizo ver que se había casado y separado tres veces  con mozas del pueblo. Claro en un pueblo que no llega a la veintena de habitantes, le comenté que poco más le podía quedar por retozar y que no le quedaría más remedio que recurrir a pagar para desahogarse,  a lo que me contestó.

  • Que dices pagar, ahora con eso del Tinder y el Badoo, si no es una de aquí es del pueblo de al lado y si no del de más allá, pero de vez en cuando alguna salta la valla.

No me quedó más reírme con él y pensar que será de nosotros cuando en cuatro o cinco años, llegue la robotización total al mundo de sexo.

Que la fuerza te acompañe.