De entrenando en un Simca 1000

Igual que era difícil hacer el amor en un Simca 1000 bastante vulgar (o al menos eso creo), es difícil volver a entrenar después de un confinamiento.

Y no es el que asiento no se eche para tras y la postura a buscar tenga dificultad, no. El problema es que la cabeza trata de buscar excusas para no hacerlo. Lo de entrenar digo, lo otro más bien depende de la parte contraria.

Así tu mente te va convenciendo para que lo dejes, total un día más, que más da. Hay mucha gente en la calle, vas a salir a correr y te los vas a cruzar, está nublado, igual pillas el bicho y un largo etcétera de excusas, que hacen que aquello de “pon tu pierna aquí yo la pondré allá tendremos que abrir la puerta de atrás” suene a chiste.

Aún así, cuando las ganas de correr aprietan ni los días de lluvia se respetan. Y como durante el confinamiento, he tenido la suerte de tener “tierras bicicleteras” en modo de zwift. Por si no lo sabes zwift es al mundo de la biciclera indoor lo que el Satisfyer Pro2 al mundo del orgasmo femenino.

Esto es, una plataforma virtual (zwift, lo otro como supongo que sabrás es otra cosa) a la que conectas la bici de spinning o el rodillo y puedes quedar con los amigos para que uno monte en bici en el salón de su casa en Alcorcón, otro en su buhardilla y Sacedón y yo aquí en Guadalajara. Lo que ha evitado el caer en la más absoluta molicie física.

Así que, como ya no andamos con

Simca 1000 foto Highmotor
Simca 1000 foto Highmotor

finados, hemos conseguido salvar la semana de esta guisa:

Lunes día 1, por la mañana carrera 9 km a 5:20 y gracias.

por la tarde bici 43 km a 27 km/h y gracias.

Miércoles día 3, por la mañana carrera 10 km a 6:02, con 6 cambios de dos minutos entre 4:20 y 4:30 para coger algo de chispa y no amodorrarme.

por la tarde bici por Londres (Zwift) 22 km a 24 km/h y gracias.

Jueves día 4, por la tarde bici por Watopia (Zwift) 36 km a 33 km/h.

Viernes día 5, por la tarde carrera 10 km a 5:10, estrenando los Hoka One.

Sábado día 6, por la mañana bici 63 km a 27 km/h.

Domingo día 7, por la mañana bici 38 km a 29 km/h.

por la tarde carrera 8 km a 5:58, con 5 cambios de tres minutos entre 4:25 y 4:30 para seguir cogiendo chispa (o al menos intentarlo).

Por lo que a lo tonto a lo meleno tenemos 39 km de carrera y 202 km en bici y es que ¿cuántos momentos orgasmos se habrían perdido sin un tener a mano un Simca 1000?

El volante me vuelve a fastidiar
Ese no es el pito que debes tocar.
Cuando sea rico voy a comprar
Un autobús para pillar.

Que la fuerza te acompañe.

x

Crónicas de un Padawan

Suscríbete y mantente informado de las crónicas más recientes